Los temores sobre la seguridad del IoT caen más de un 30% en los últimos cinco años, la preocupación por la privacidad de los datos crece

  • 718
Los temores sobre la seguridad del IoT caen más de un 30% en los últimos cinco años, la preocupación por la privacidad de los datos crece Imagen: Wi-SUN Alliance
Tamaño letra:

Los temores sobre la seguridad se han convertido en una preocupación menor para las organizaciones que adoptan soluciones de IoT que hace cinco años, según un estudio reciente de Wi-SUN Alliance, una asociación mundial basada en miembros de empresas líderes en la industria que impulsa la adopción de soluciones inalámbricas interoperables para su uso en ciudades inteligentes, servicios públicos inteligentes, IoT y aplicaciones de IoT industrial (IIoT).

The Journey to IoT Maturity, una continuación del estudio sobre el "estado de la nación" de Wi-SUN en 2017, se basa en entrevistas con responsables de la toma de decisiones de TI de los adoptantes de IoT en el Reino Unido y los Estados Unidos dentro de las industrias verticales clave, incluida la energía y los servicios públicos, el gobierno estatal y local, la construcción, la tecnología y las telecomunicaciones. La señal clara es que IoT es ahora una prioridad de TI mayor que nunca para las organizaciones de todos los sectores.

Aquellos encuestados que clasifican la seguridad como uno de sus tres principales retos a la hora de desplegar IoT se redujo del 58% en 2017 al 24% en 2022, mientras que la proporción de encuestados que lo ven como un reto técnico también se redujo del 65% al 42%, lo que indica que hay menos preocupaciones, pero todavía se destaca como un problema. Puede que las empresas estén menos preocupadas por la seguridad, pero sigue estando en su lista de riesgos.

Crece la preocupación por la privacidad de los datos

Aunque la seguridad se está volviendo menos difícil de lo que solía ser, hay crecientes temores sobre los problemas de privacidad de los datos. La regulación de la privacidad de los datos es el segundo reto (político, económico o social) más importante para los adoptantes del IoT, con un 36% que lo sitúa entre los tres principales, justo por detrás de la necesidad de repriorizar el gasto debido a Covid-19 (37%) y por delante de los recortes presupuestarios derivados de la disminución de ingresos durante la pandemia (35%).

Los temores sobre el big data también han aumentado en los últimos cinco años, ya que el 19% de los encuestados (frente al 11% en 2017) lo sitúan entre sus tres principales retos para el despliegue del IoT, y uno de cada cuatro cita las preocupaciones regulatorias. La introducción del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) y otras regulaciones de privacidad desde el informe de Wi-SUN de 2017 pueden ser un factor en este crecimiento.

Phil Beecher, presidente y director general de Wi-SUN Alliance, comenta: "La preocupación por la privacidad de los datos ha subido, comprensiblemente, con más legislación que pone el foco en la protección de datos. Desde nuestro último estudio, las leyes de privacidad más estrictas han aumentado la presión sobre las organizaciones para proteger los datos sensibles. Esto incluye el GDPR en Europa y varias leyes a nivel estatal en los Estados Unidos.

"Entre los encuestados, vimos que las preocupaciones eran mayores en el Reino Unido, donde más de la mitad (53%) de las organizaciones incluyen la recopilación segura de datos en sus estrategias de IoT, en comparación con solo un tercio (34%) en los Estados Unidos. Las iniciativas de IoT, como los contadores inteligentes, el alumbrado público y las que utilizan sensores ambientales, de calidad del aire y acústicos, generan cada vez más grandes volúmenes de datos, y aunque esta información puede hacerse totalmente "segura por diseño", los riesgos persisten."

Los informes de la industria sugieren un número creciente de ataques a los dispositivos IoT en los últimos dos años que han llevado al robo de datos confidenciales y al lanzamiento de ataques DDoS. Mirai es una de las amenazas de IoT más reconocidas que se remonta a 2016, cuando se utilizó para comprometer dispositivos conectados como routers para lanzar ataques a sitios web y redes. Todavía es utilizado por los desarrolladores de malware para atacar sistemas vulnerables, desde sistemas de fabricación hasta infraestructuras críticas.

Phil Beecher de Wi-SUN añade: "Aunque siguen existiendo obstáculos, las organizaciones tendrán que seguir superando los retos técnicos y no técnicos con el apoyo de la industria, incluidas las empresas de soluciones y dispositivos IoT. Con más del 90% de nuestros encuestados reconociendo que deben invertir en IoT en los próximos 12 meses para seguir siendo competitivos, no navegar por estas importantes cuestiones no es una opción." (Wi-SUN Alliance)

Noticias relacionadas
Imagen: Berg Insight

¿Cuáles son las principales tendencias del IoT para 2023?

Imagen: Reportlinker

Oportunidades de crecimiento en la fabricación inteligente

Imagen: Essence SmartCare

Essence SmartCare, líder en atención conectada, demostrará la detección de caídas y otras innovaciones en atención sanitaria personal

Imagen: Berg Insight

La tasa de penetración de los contadores eléctricos inteligentes en Europa alcanzará el 56% a finales de 2022

Imagen: Transforma Insights

Una nueva encuesta de Transforma Insights revela el comportamiento de compra de las empresas para la conectividad celular del IoT

Imagen: Iveda

Iveda® lanza IvedaCare, un asistente impulsado por la IA para la seguridad y el cuidado de los ancianos

Imagen: FIDO Alliance

FIDO Alliance anuncia una cumbre virtual sobre autenticación centrada en la seguridad del IoT

Imagen: Gartner

Gartner destaca 10 errores comunes en la estrategia de la nube

Te invitamos a leer nuestros artículos más relevantes sobre el Internet de las Cosas en español y a suscribirte al boletín para recibirlo directamente en tu buzón.