El medio digital de actualidad sobre el Internet de las Cosas que forma e informa
PUBLICIDAD

Actualización sobre el apagón (sunsetting) 2G y 3G y cómo adaptar tus despliegues IoT

  • 977
Actualización sobre el apagón (sunsetting) 2G y 3G y cómo adaptar tus despliegues IoT Imagen: Wireless Logic
Tamaño letra:

En una era digital en constante evolución, la obsolescencia de las tecnologías es una realidad inevitable; de manera que, uno de los cambios más significativos en el paisaje de las comunicaciones móviles es el apagado gradual de redes, conocido como sunsetting. A medida que las redes móviles se trasladan hacia tecnologías más modernas, surge la necesidad de comprender los impactos y las implicaciones de este cambio, especialmente en el ámbito del IoT donde la conectividad es crucial. Ciertamente, el sunsetting es un tema relevante y merece atención, ya que define el rumbo de la conectividad y la comunicación en un mundo cada vez más interconectado.

¿Qué es el "sunsetting"?

El sunsetting se refiere al proceso gradual de dejar de utilizar tecnologías de red más antiguas para adoptar las nuevas y avanzadas. Esto implica apagar gradualmente las infraestructuras de telecomunicaciones, como las redes móviles 2G y 3G. Así pues, en los últimos años, las compañías de telecomunicaciones han estado dejando de lado esas redes obsoletas para dar paso a tecnologías más modernas como el 4G y el 5G (la 6G se encuentra actualmente en fase de desarrollo).

¿Por qué es tan necesario?

Las redes 2G y 3G tienen un ancho de banda limitado en comparación con muchas de sus sucesoras. A medida que aumenta la demanda de datos, las generaciones más nuevas ofrecen una capacidad superior para manejar eficientemente el creciente tráfico de datos. Esto es especialmente evidente en casos de uso como vigilancia por video, realidad aumentada, vehículos autónomos, aplicaciones de telemedicina, etc.

Además, la tecnología utilizada en las redes 2G y 3G está quedando obsoleta, lo que dificulta su mantenimiento y actualización. La transición a redes más avanzadas permite un mejor rendimiento y confiabilidad, así como la capacidad de abordar las demandas específicas de casos de uso como el IoT.

Por otro lado, y con la llegada del 4G y el 5G, los estándares de la industria han evolucionado para adaptarse a tasas de transferencia de datos más rápidas, menor latencia y mejor rendimiento general de la red. El sunsetting de tecnologías más antiguas garantiza la alineación con estos nuevos estándares.

Es importante destacar que el apagado del 2G y el 3G se percibe como una necesidad para la industria de las telecomunicaciones de cara al futuro, ya que permitirá la liberación de espectro radioeléctrico para redes más avanzadas y la inversión en innovación para nuevos servicios y tecnologías. Aunque el proceso puede presentar desafíos, como la necesidad de garantizar el soporte para servicios esenciales y la gestión de la transición para los usuarios, se espera que contribuya al desarrollo y la modernización de las infraestructuras de comunicación en todo el mundo.

¿Cuál es el impacto del sunsetting en IoT?

El sunsetting tiene un impacto significativo en las aplicaciones de IoT y M2M. Muchos dispositivos antiguos de IoT y M2M están diseñados para operar únicamente en las redes 2G y 3G. Cuando se cierran estos servicios, estos dispositivos pueden volverse obsoletos, a menos que se actualicen o se reemplacen con dispositivos que utilicen tecnologías compatibles. En muchos casos, los dispositivos pasarán a utilizar automáticamente la red 2G después de la eliminación de la red 3G, lo que proporciona un tiempo adicional hasta que los servicios de 2G sean cesados por completo.

Es importante destacar que el impacto del sunsetting en el ámbito de IoT y M2M puede ser significativo, ya que muchas aplicaciones y dispositivos dependen de estas redes para su funcionamiento. La necesidad de actualizar o reemplazar estos dispositivos puede generar costos adicionales y requerir una cuidadosa planificación por parte de las empresas y los desarrolladores de IoT para garantizar una transición sin problemas hacia tecnologías más modernas.

¿Cómo avanza el apagado de las redes 2G y 3G de los operadores españoles?

El proceso de sunsetting de los operadores españoles ya está en marcha y presenta una serie de aspectos a considerar. Telefónica, Orange y Vodafone, los principales operadores en España, tienen planes establecidos para desconectar gradualmente estas redes más antiguas en favor de las tecnologías más modernas y eficientes.

Movistar tiene previsto apagar su red 3G a mediados de esta década, coincidiendo con el cierre de su infraestructura fija de cobre. Aunque aún no hay una fecha concreta para el apagado del 2G, se espera que ocurra hacia finales de esta década.

Un caso de éxito: System2pay:
Desarrollo de soluciones de software para pagos cashless y telemetría enfocado a puntos de venta desatendidos


Vodafone, por su parte, ya ha comenzado a apagar su red 3G desde 2022 y 2023, y se espera que concluya en 2024. Sin embargo, aún no se ha establecido una fecha para el apagado del 2G.

En cuanto a Orange, se estima que la red 3G se desactivará no antes de 2025, mientras que el apagado del 2G se llevará a cabo no antes de 2030.

Con todo, aunque se espera que el apagado del 3G ocurra ocurra en un período relativamente corto, el fin del 2G podría llevar más tiempo debido a su importancia para servicios críticos como las llamadas de emergencia de vehículos (eCall) y otras utilidades esenciales. Esto plantea desafíos adicionales para los operadores, ya que deben garantizar la continuidad y disponibilidad de estos servicios vitales mientras avanzan en la transición hacia tecnologías más avanzadas.

Además, esta transición requiere inversión en nuevas redes y servicios para satisfacer las demandas de los clientes. La liberación de espectro radioeléctrico para 4G y 5G, junto con el enfoque en nuevas tecnologías y servicios, destaca las oportunidades y desafíos para la industria de las telecomunicaciones en esta transformación.

Ante el sunsetting, ¿cómo migrar a un servicio alternativo?

Para navegar por la transición de manera fluida, las empresas deben considerar actualizar o cambiar a nuevos servicios celulares de inmediato. Pero migrar con éxito a un nuevo servicio celular conlleva una complejidad significativa, desde consideraciones de compatibilidad de hardware hasta las necesidades específicas de conectividad de su solución.

Para realizar la transición a un servicio celular alternativo, es crucial considerar cinco aspectos principales:

- Módulo celular: Debe ser compatible con el servicio celular requerido (como 4G, 5G, LTE-M o NB-IoT), y es necesario que el firmware esté actualizado.
- Tarjeta SIM: El perfil de la SIM debe coincidir con el servicio de red deseado (por ejemplo, 4G) y evitar redireccionamientos no deseados.
- Contrato y tarifa: El contrato y la tarifa elegidos deben estar configurados para admitir los servicios requeridos.
- Cobertura de red: Es esencial asegurar la disponibilidad de cobertura para los servicios específicos en las ubicaciones requeridas.
- Soporte de itinerancia de Operador de Red Móvil: Este aspecto debe estar garantizado para los servicios celulares necesarios.

A medida que la mayoría de las redes 2G y 3G se apagan en 2024, el panorama de IoT y M2M comenzará a experimentar un cambio transformador. Las empresas con implementaciones de IoT que utilizan 3G deben adaptarse a este cambio considerando la actualización de sus dispositivos y soluciones. Al hacerlo, pueden aprovechar todo el potencial de los servicios celulares avanzados mientras aseguran la funcionalidad continua y la seguridad de sus aplicaciones.

Wireless Logic, líder europeo especializado en proporcionar soluciones de conectividad gestionada para IoT, está ayudando a las empresas a navegar por esta transición confusa y complicada. El objetivo de la compañía es ayudar a las empresas a conectar y gestionar de manera eficiente sus dispositivos y aplicaciones IoT en una variedad de sectores, como la telemetría, la automatización industrial, la gestión de flotas, la movilidad sostenible y la seguridad. En este contexto del sunsetting, Wireless Logic puede evaluar las implementaciones existentes y futuras compatibles con 3G, proporcionar una variedad de opciones, ayudar en el desarrollo de un plan de transición de implementación y permitir a las empresas optimizar el TCO (Total Cost of Ownership o Coste Total de Propiedad).

Algunos puntos clave a tener en cuenta sobre Wireless Logic:
- La compañía tiene un alcance global, con su propia red global de IoT "Conexa" y asociaciones con operadores principales en todo el mundo.
- Ofrece diferentes opciones de implementación como implementaciones locales/regionales e implementaciones globales utilizando tecnología eSIM/eUICC.
- Se enfoca en la conectividad segura y confiable, ofreciendo soluciones como "Cloud Secure" para una conectividad SIM-a-la-nube fácil y segura.

(Wireless Logic)

PUBLICIDAD
También te puede interesar...
Imagen: Wireless Logic

Desafíos y oportunidades en la infraestructura de carga para vehículos eléctricos en España

Imagen: Wireless Logic

Webinar sobre módulos con conectividad. 'Integración inalámbrica: conectividad global para simplificar el IoT'

Vodafone Reino Unido apaga con éxito el 3G en todo el país e impulsa el 4G y el 5G

Cómo superar los retos del roaming permanente en IoT

Imagen: Wireless Logic

Wireless Logic participa en el proyecto de investigación SATU para desarrollar soluciones inteligentes sostenibles

PUBLICIDAD

Te servimos la actualidad del IoT en bandeja. Recibe nuestro newsletter con las noticias más relevantes de la semana (podrás darte de baja cuando quieras).