Adiós al radón. Bye Radon, la única solución IoT para medir gas radón a largo plazo y en tiempo real

  • 455
Adiós al radón. Bye Radon, la única solución IoT para medir gas radón a largo plazo y en tiempo real Imagen: Bye Radon
Tamaño letra:

El gas Radón (Rn-222) se produce debido a la desintegración radioactiva del uranio, que está presente de forma natural en muchos tipos suelos y rocas, además del agua. La concentración de este gas depende de diversos factores como la composición del terreno, los materiales de construcción, las condiciones de ventilación de los recintos cerrados, el origen del agua corriente o el uso de productos energéticos (carbón, petróleo, gas, etc.), entre otros. Hay que añadir que representa más peligro aun porque es un gas noble incoloro, inodoro e insípido, lo que hace que su medición sin los instrumentos adecuados sea completamente imposible.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que es la 2ª causa de muerte por cáncer de pulmón (entre 3% y 14% de este cáncer debido al gas radón). Por otro lado, estimaciones de la Comisión Europea y la OMS advierten que 20.000 muertes son producidas por la inhalación de radón en Europa y 21.000 en Estados Unidos.

Observando estos datos uno se pregunta si se le está dando la debida importancia a la detección de gas radón en nuestro país. Alejandro Guitián, consultor de la empresa BYE RADON, lo tiene bastante claro: "Claramente no. La Directiva Europea 2013/59/EURATOM que regula la situación de gas radón en Europa es del año 2013 y a día de hoy sigue sin haber una trasposición completa de esta directiva en la legislación española. Por esta razón en el año 2019 la UE abrió un expediente a España y otros Estados Miembro para que adoptasen el nivel de referencia europeo e implementaran un Plan de Acción específico contra el gas radón, que parece que se presentará finalmente durante este año en España. Para poder evitar las casi 90.000 muertes anuales que se producen anualmente a nivel mundial, hay países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Irlanda que han ido un paso más allá y establecen valores de referencia más cercanos a las recomendaciones que da la Organización Mundial de Salud (OMS)."

Cierto, según un informe cartográfico del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), existen zonas muy extensas de Galicia, Madrid, Castilla y León, Castilla la Mancha y Extremadura con valores muy por encima de lo que marca la Directiva Europea y de lo que recomienda la OMS. Y a día de hoy, España aún no dispone de una Plan de Acción propio contra el radón para proteger a sus ciudadanos de la exposición a este gas, como sí tienen otros países europeos.

Es entonces cuando el uso de equipos adecuados para detectar los niveles de radón, tanto en locales como en viviendas unifamiliares, cobran una vital importancia. Pero las pruebas a corto plazo que se realizan en estos son sólo una muestra de la exposición al radón durante un corto período de tiempo, ya que el radón fluctúa minuto a minuto y día a día. El invierno tiende a tener lecturas más altas que el verano. Por esta razón y en los últimos años, la colocación de monitores continuos de radón se ha hecho más popular. Se trata de dispositivos que registran los niveles de radón durante un período de 2 a 3 días. Las pruebas con monitores de radón continuos son más caras, pero ofrecen resultados casi inmediatos. Mientras que muestran el promedio durante un período de tiempo, también muestran los picos y valles y da una idea más ajustada de lo que está pasando con el gas radón de el inmueble.

BYE RADON, una empresa joven centrada en el desarrollo y diseño de productos IoT, ofrece una solución IoT económica para medir el gas radón a largo plazo y en tiempo real. Consiste en un dispositivo equipado con un sensor de altas capacidades que no necesita infraestructura de conexión (conexión Nb- IoT), incorpora avisos y ofrece posibilidades para integrar varios en una red cuyo conjunto puede ser monitorizado a través de un IoT dashboard, entre otras funciones más.

Al preguntarle qué ventajas ofrece este dispositivo frente a otros detectores convencionales del mercado, Alejandro Guitián nos explica: "Una de las ventajas principales es que es un dispositivo desatendido, que simplemente tienes que conectar a la corriente y automáticamente empieza a enviar los datos a una de las plataformas IoT con la que actualmente estamos integrados. Esto es posible gracias a la tarjeta SIM que contiene el dispositivo, que permite además conectarse a través de NB-IoT (narrow band IoT), especialmente importante cuando se mide radón porque se acumula normalmente en sótanos y plantas bajas, donde las tecnologías convencionales (GSM, 2G, 3G, etc.) suelen carecer de cobertura. Además, acabamos de desarrollar un nuevo prototipo que trabaja con Inteligencia Artificial y algoritmos de Machines Learning para poder correlacionar el radón con otros parámetros medioambientales (temperatura, humedad y presión atmosférica) y contaminantes (Material Particulado – PMs, Compuestos Orgánicos Volátiles – COVs y dióxido de carbono equivalente - eCO2). Por último, estamos embarcados en un proyecto europeo denominado HUBCAP para poder certificar las mediciones que hacen nuestros dispositivos en la cadena de boques (blockchain)."

También le hemos preguntado por el sistema de avisos que lleva incorporado el dispositivo Bye Radon: "El dispositivo cuenta con un led rojo de aviso que parpadea en caso de que el nivel de referencia establecido se sobrepase. Asimismo, las plataformas IoT con las que trabajamos permiten enviar notificaciones (email, mensaje de Whatsapp, telegram, etc.) cuando este nivel configurable se ha rebasado para poder tomar acciones de mitigación (ventilación natural o forzada), y envía una nueva alerta cuando el nivel ha caído a niveles más saludables. También estamos trabajando para encender remotamente sistemas de mitigación (sistemas de ventilación de aire, apertura automatizada de ventanas y puertas, etc.) y que la concentración de radón sea mitigada en tiempo real.", nos ha respondido Alejandro.

La empresa BYE RADON ofrece una amplia gama de servicios que incluyen desarrollo hardware, consultoría técnica, desarrollo de software y soporte con la introducción de nuevos productos tecnológicos en el mercado. Por esta razón ha logrado hacer de este dispositivo (Bye Radon) una solución IoT que integra muy bien con otros dispositivos y servicios. "Lo bueno de usar las últimas tecnologías es que las posibilidades son infinitas.", nos cuenta Alejandro. "Se puede estudiar la correlación que tiene la calidad de aire en interiores con nuestro dispositivo con las condiciones del aire en exteriores, a través de las distintas estaciones que tiene la AEMET por España. También se pueden integrar otros sensores de relevancia en la plataforma para poder integrar los datos de toda una red de sensórica que se quiera estudiar."

En cuanto a las perspectivas de futuro, tanto de la empresa como del producto, nos cuentan que actualmente están participando en distintos proyectos para poder introducir nuevas funcionalidades en sus productos como la adición de nuevos sensores para medir la calidad del aire de forma más completa, introducir tecnología blockchain en las mediciones que realizan los dispositivos e implementación de Inteligencia Artifical y algoritmos de Machine Learning. Lo resume muy bien el lema de la empresa: "Nuestro principal objetivo es hacer del mundo un lugar mejor y más seguro a través de la innovación, dispositivos IoT y tecnologías emergentes." (Bye Radon)

Similares
Imagen: Tecnología Informática

Control de luz con esp8266 y arduino

Imagen: Worldsensing

Worldsensing contribuye al esfuerzo europeo de seguridad minera

Te invitamos a leer nuestros artículos más relevantes sobre el Internet de las Cosas en español y a suscribirte al boletín para recibirlo directamente en tu buzón.